top of page
1
2
Search

Cajas cerradas por 30 años pero no a los recuerdos

Updated: Sep 18, 2021

Durante 30 años he mantenido guardadas todas mis fotos, notas, cartas, diario personal y tantos recuerdos de mi intercambio cultural con Rotary.

Hace un mes tomé valor para abrir estas cajas del recuerdo y del impacto emocional que esto tiene al encontrar que muchos queridos amigos ya no están o no volveré a ver. Revivir hoy esta parte de mi vida es muy movilizador y no sé qué traerá todo este torbellino de energías.


Algo me alejó de estas cajas llenas de recuerdos y vivencias, la pandemia me hizo pensar y ordenar muchas cosas en mi vida. De pronto me surgió el deseo de escribir, compartir y revivir el diario de intercambio cultural que había guardado tanto tiempo. Es el momento de perder el miedo a recordar, comenzaré a aceptar y rendirme a esta gran historia que hoy conduce los destinos de mi vida presente y fuera uno de mis mejores años de mi vida.

Los recuerdos no se olvidan
Desarmando los recuerdos

Poco a poco voy a ir leyendo mi diario de 1990 escrito en inglés y un poco en español, compartiré la historia de este eterno estudiante de intercambio cultural y del increíble programa de Rotary.

Y digo eterno estudiante porque dejé mi profesión de abogado y otras actividades para dedicarme a mi pasión: El Intercambio Cultural. Estos 30 años de mi vida fueron dedicados en mayor o menos media a la internacionalización y a la interculturalidad, ya sea como voluntario o con cargos en distintas agencias o universidades.


Todo comenzó a mis 15 años cuando estaba en el tercer año del secundario del Colegio Gabriel Taborín en Córdoba. De repente un día llegó un compañero a la mitad del año para incorporarse en nuestro tercer año y se sentó a mi lado, su nombre Oscar. Entonces me preguntaba: ¿Porqué él se incorporaba al colegio en agosto cuando todos comenzamos las clases en marzo?

Oscar recién llegaba de Estados Unidos. ¿Estados Unidos? - ¿Qué estaba haciendo allá?

Él había cursado un año del secundario en ese país - Tan lejano e incomprensible para mí en ese momento, nuestra amistad fue creciendo y yo conociendo más sobre sus aventuras en el país del norte.

Oscar me dijo que se había ido a Estados Unidos con los programas de Rotary. Entonces mi curiosidad nació para saber que era Rotary, me presenté ante Susana Boeri que era secretaria ejecutiva de Rotary Club Córdoba con sede en el Hotel Crillón y poco a poco puede conocer que era un Club Rotario aunque no lo entendía bien en esos momentos. Un compañero Adolfo era miembro de Interact me invitó a participar, sumándose Hernán que era otro compañero del colegio. Conocí a mis mentores de Rotaract y Rotary que me guiaron en todo momento: Victor Butori, José Sala y Esteban Pauli. Interact fue fundamental para mi formación fuera del colegio secundario. Organizábamos reuniones todos los viernes, participábamos de congresos, muchas actividades sociales, distintos voluntariados como plantar algarrobos al lado del estadio Kempes y asistíamos a asilos de ancianos con José Sala, quien nos llevaba a todos a compartir la merienda con los abuelos. Fue para mi una verdadera escuela de formación práctica para cultivar los valores como la honestidad, el compañerismo, la integridad y el servicio a la sociedad, Rotary comenzaba a ser mi escuela y mi aula al mundo real. De pronto comenzó a surgir un entusiasmo incontrolable de hacer un intercambio cultural y se convirtió en mi único deseo y en especial porque muchos extranjeros de intercambio se integraban a nuestro Club Interact. ¡Yo estaba fascinado!

Conferencia Internacional de Rotary con el grupo de Interact y Rotaract en Misiones - Marzo 1989

Mi deseo a viajar era muy fuerte pero era también un imposible para la situación económica de mi familia y con una inflación aguda que azotaba al país en 1989, de todos modos nada disminuyó mi deseo y ganas de seguir adelante. Soñaba cada día con irme de intercambio cultural y conocer el mundo. Unos tres largos años me llevaron materializar mi objetivo acompañado de un pensamiento constante de ser algún día un estudiante de intercambio cultural. Finalmente a mis 18 años recién cumplidos iniciaba el viaje de mi vida a un lugar desconocido e intrigante.


En mi opinión todo lo que deseas profundamente se consolidará en un pensamiento constante, luego se transforma en un sentimiento que producirá una emoción y de esta forma comenzarás a escribir tu propio futuro.


Comenzaré a escribir un poco de mis experiencias y quizás aliente a otros futuros estudiantes de intercambio Cultural. Les dejo una frase desde mi corazón:


"Deja que el mundo te cambie" o en inglés "Let the world change you"


 

Susana Boeri


Mi agradecimiento eterno, por su guía constante en mi aprendizaje en Rotary. Rindo mis más gratos recuerdos y honor a la memoria de la siempre Rotaria Susana Boeri quién fuera el alma de Rotary Club Córdoba.


 

Artículo


FRASES


“Cada pensamiento que pensamos está creando nuestro futuro.”

Louise Hay


“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.”

Buda

 

Te pregunto:

¿Te ha pasado alguna vez desear algo con el corazón y finalmente se cumplió a lo largo del tiempo?


301 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page